El niño de los libros en la cabeza

Conocí a Solar en el 2017 cuando llegó a Tierra Fértil, el proyecto de educación libre de nuestro hijo. Era callado pero preciso: hablaba cuando era estrictamente necesario. Al principio, pasaba gran parte de su tiempo observando y leyendo. Una vez, viajando con él a no sé donde, lo escuché en el asiento de atrás contándole un cuento a mi hijo. Era de esos relatos en el que sos protagonista y te dan opciones para que elijas tu propia aventura. Maravillada, escuché durante cerca de una hora cómo iba armando la historia a medida que Vito decidía, por ejemplo, quedarse en la cueva o salir corriendo.

En abril Solar me mandó una invitación de Google Docs para ver uno de sus libros: una historia épica de supervivencia con el poético título de¨Ni pizca de humanidad¨. Hoy, con casi 11 años, vive temporalmente en Berlín. Su mamá viaja bastante por trabajo y muchas veces va con él, por eso a su edad ya conoce varios mundos posibles. Es desde esa ciudad que resurgió con todo desde las cenizas del muro, donde este niño con mucha cara de niño editó su primer libro. Es de ciencia ficción, se llama ¨Invadidos¨ y es sólo el primero de una saga que imaginó completa y decidió llamar ¨El chip 43¨.

En estos días su papá me alcanzó un ejemplar y le escribí para preguntarle cómo se le había ocurrido pasar al papel esas historias que siempre tenía en la cabeza. ¨Fue por mi papá, él me dijo que todas las historias que inventaba las podía escribir en un libro¨, me contestó a mediados de mayo. ¨Yo escribo más cuando estoy o aburrido o no tengo Internet. Y hay veces que escribo por mucho tiempo¨, agregó, y se despidió diciendo que no había más para contar.

Su tía Agustina se ofreció a editarlo y así cuenta el proceso en el prólogo del libro: ¨A Solar le encanta leer. Desde pequeño lee comics y a los nueve años empezó a leer sagas y novelas con gran asiduidad. En su mochila siempre lleva algún libro y antes de dormirse acostumbra a leer hasta que lo vence el sueño. Solar también es un creador de historias que, hasta hace poco, sólo narraba oralmente. Esa tarde, mi hermano nos contó que le había sugerido a Solar empezar a escribir las historias que creaba. Le enseñó a usar herramientas informáticas para que sus escritos estuvieran respaldados en la nube. También para que pudiera compartir a través de Internet los avances de ¨No volverá a pasar¨ con sus familiares y amigos. Yo me ofrecí a ayudarlo con la edición. Es decir, a poner los puntos y mayúsculas, a justificar el texto, a poner negritas en los títulos¨.

Después de unos meses de unschooling, Solar encontró una escuela libre alemana que le gusta. Se hizo amigo de una española que tiene una librería y ya le propuso organizar su primera presentación.

¨Invadidos¨narra la historia de Jack y su equipo de soldados, que viven en un mundo ocupado por alienígenas. Pero Jack tiene algo que el resto de sus compañeros no: el chip 43. Para conseguir los libros de la saga escribí a agustina.desalvo@gmail.com. ¿Acaso no es buena idea regalar a tus niñxs un libro escrito por otro niñx?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba